Antes del Sorteo de Navidad todos soñamos despiertos imaginando qué haremos si nos toca: «tapar agujeros», ir de viaje a un lugar paradisíaco, comprar un piso… y, entonces, llega el esperado día y vemos que nos ha tocado mucho, poco o nada… y, si nos ha tocado, debemos pensar bien qué hacer con ese dinero. Además de cumplir sueños, hay quienes también piensan en los demás y quieren compartir ese premio con gente que de verdad lo necesita. Este es…