Millones de personas cada día prueban suerte en juegos de azar, con la esperanza de convertirse en el próximo ganador. No obstante, no todos quieren el reconocimiento que viene con ello, y prefieren pasar desapercibidos para evitar a ladrones y aprovechados. Y David Spillane tiene un truco para ello…

En los Estados Unidos, estados como Kansas y Texas dejan en manos del ganador el ser reconocido públicamente o no. Pero en otros estados es obligatorio hacer pública la identidad del agraciado y también la fotografía recogiendo el premio, pues se utiliza para promocionar la lotería.

Para los ganadores que viven en esos estados, existe otra opción, y se llama David SpillaneSpillane es un abogado de SKB Attorneys, un bufete de Massachusetts que tiene un truco para evitar dicha fotografía: crear fideicomisos.

Spillane lotería

El fideicomiso, la estrategia de Spillane para los premiados.

Un fideicomiso es un contrato gracias al cual una o más personas pueden transmitir bienes, dinero o derechos de su propiedad a otra persona.  Lo que hace el bufete de Spillane es crear fideicomisos y establecer como responsable de estos a la persona que recibirá el premio. Esta persona no tiene que ser necesariamente el ganador del premio; de hecho puede ser siempre la misma persona. En este caso, es Spillane.

Cada año sale en decenas de fotos recogiendo premios millonarios, sin llegar nunca a ser uno de ellos. El año pasado llegó incluso a «ganar» 4 millones de dólares dos veces, ¡en el mismo día! Lo ocurrido fue que dos ganadores de la lotería de Massachusetts acudieron al despacho de David a crear un fideicomiso cada uno, posando este para ambas fotografías, tomadas en julio de 2020. 

Estos últimos años los fideicomisos se han vuelto muy populares gracias a bufetes como el de David. Solo en Massachusetts, se crearon 34 con esta finalidad el año pasado, para ganadores de más de 100.000 dólares. No obstante, el hecho de gestionar la recogida del premio de esta forma no implica que los ganadores estén exentos de compromisos fiscales, es simplemente una solución ingeniosa para mantener el anonimato. Al menos de cara al público, pues todos los miembros del fideicomiso deben identificarse, por ley.

En Estados Unidos existen hoy en día famosos ganadores de premios sin el correspondiente dinero, y millonarios viviendo en su urbanización de toda la vida.

¿Es posible que tu vecino haya ganado la lotería, sin tú saberlo?

¡Quizá ganó un premio en TuLotero!