El pasado 20 de marzo, un joven estadounidense, que no ha querido darse a conocer en los medios de comunicación, ganó 500.000 dólares en la lotería de Michigan, concretamente jugando al Golden Wild Time y decidió emplear ese dinero en una buena causa.

El afortunado tiene 19 años y decidió comprar el único boleto de Golden Wild Time que quedaba en la gasolinera, a las afueras de Lansing. «A la hora de ir a cobrarlo, pensé que era una broma hasta que me di cuenta de lo emocionados que estaban», aseguró el afortunado al personal de Michigan State Lottery.

boleto premiado para buena causa

Cuando le preguntaron sobre cómo y en qué emplearía el dinero del premio, el joven no dudó en afirmar que una gran parte del dinero sería para ayudar a sus padres. “Yo me quedaré con 5000 dólares para hacer una inversión y daré el resto a mis padres”, dijo el joven. “Ellos han hecho tanto por mí y por mi hermana; ayudarlos nos quita un gran peso de encima a ellos y a mí”.

Aseguró también estar muy contento por poder ayudar a sus padres a quitarse las deudas financieras que tienen pendientes. “Es increíble. No puedo dejar de sonreír”.

Otros premiados que emplearon el dinero en una buena causa

No es la primera vez que os contamos el caso de un ganador de lotería que decide emplear una parte de su premio en una buena causa, como es ayudar a otras personas.

El ejemplo más reciente es el de Mohammad Abdul Bashir Khadar, que tras sobrevivir al accidente de avión que tuvo lugar el verano pasado en Dubai, decidió comprar un boleto de lotería en el aeropuerto y le tocó un millón de dólares. El premio le permitió jubilarse y decidió que en su tiempo libre se dedicaría a ayudar a los niños de Kerala y a toda su gente que necesita ayuda financiera y apoyo médico.

A Gillian Bayford le tocaron más de 175 millones de euros en la lotería de Reino Unido, en 2012. Con ese dinero lo primero que hizo fue comprar una casa adaptada a un niño discapacitado para que su madre empleara el dinero que había conseguido recaudar hasta el momento en investigar sobre la enfermedad de su hijo Blake.

Hay mucha gente que necesita ayuda en el mundo y esto quedó demostrado cuando en octubre del año pasado el ganador de 168 millones de euros en Euromillones decidió dirigirse a la población belga a través del organismo de Loterías del país y aseguró que le gustaría “compartir este premio con la gente que lo necesita”. La cadena belga RTL fue la encargada de publicar la noticia y recibieron más de mil peticiones en menos de seis horas.

Y tú, ¿ayudarías a alguien si te tocase la lotería?

¡Mucha suerte!