En el pasado mes de octubre, Euromillones acumulaba un bote de 168 millones de euros. Tras cambiar su formato y no llevarse nadie los 130 millones de euros del Big Friday, el martes de la semana pasada se convirtió en el «Big Tuesday» para un ciudadano belga.

Lo único que se sabe del ganador es que es un hombre de más de 45 años , que selló su boleto de Euromillones en el barrio de Schaerbeek, en Bélgica, y que se enteró de que era el ganador de los 168 millones de euros comprobando desde casa sus números por internet.

Sin embargo, hace unos días el ganador decidió dirigirse a la población belga a través del organismo de Loterías del país y aseguró que le gustaría «compartir este premio con la gente que lo necesita».

Noticia en televisión belga

El ganador revoluciona la televisión belga

Desde que la televisión belga RTL, la más vista del país, dió la noticia y la declaración fue conocida por todos, no han parado de recibir peticiones de gente de todo el mundo pidiendo ayuda al ganador.

El propio medio de comunicación asegura en su web que el mismo jueves que publicaron la noticia recibieron más de mil peticiones en menos de seis horas. Además, han publicado algunas de las peticiones, como por ejemplo la de una madre con cuatro hijos que vive sola, una familia que no puede pagar la hipoteca o un joven que trabaja en una ONG y pide ayuda para más de 180 familias.

Posiblemente, cuando el ganador decidió hacer esta declaración no pensó ni por un momento que podría generar este revuelo. Por su parte, el organismo de Loterías ha tenido que explicar que por el momento lo mejor que puede hacer el ganador es mantenerse en el anonimato, además de aconsejarle que se tome un tiempo y «no tener miedo de aprovecharse».

Y vosotros, ¿qué pensáis que debería hacer el ganador belga?