Un hombre canadiense, farero de profesión, ganó un millón de dólares canadienses en la lotería pero tuvo que esperar setenta días para poder cobrar su premio ya que la falta de personal le impedía abandonar su puesto de trabajo.

Ivan Dublinsky ganó un millón de dólares canadienses (unos 700.000 euros) el pasado 27 de noviembre en el sorteo de lotería Lotto 6/49. Sin embargo, no pudo cobrarlo hasta el 20 de enero porque es el único trabajador del faro de su ciudad, en la costa oeste de Canadá.

Ser farero no es solo un trabajo, si no un estilo de vida, a jornada completa. Además de ser el encargado de cuidar el faro y de que las luces funcionen correctamente, también se encarga de enviar informes meteorológicos a aviones y barcos cercanos con el fin de salvarles de situaciones peligrosas.

Ivan reconoció a los medios que para él no es una tarea sencilla el poder acercarse a una agencia para comprar boletos de lotería: «es difícil cuando estás en el faro todo el tiempo» y por ese motivo comenzó a jugar online. Sin embargo, esa misma dificultad la tuvo para poder cobrar su premio de lotería.

El farero tuvo que esperar 2 meses para tener días libres

El farero debía presentarse personalmente en las oficinas pero, tal y como reconoció otro farero: «Se le debe de otorgar un permiso, pero no hay demasiados fareros disponibles en estos días». Por este motivo, Ivan se vio obligado a tener que esperar a que los encargados de los faros de la zona le concedieran varios días libres y poder viajar a Vancouver.

Farero cobra su premio de lotería

Imagen de Lotto 6 49

Después de 20 años trabajando como farero, Ivan dijo, tras cobrar su premio, que entre sus planes se encuentra el comenzar «lentamente el proceso de jubilación, daré parte de mis ganancias a mis hermanos y hermanas y, posiblemente, me compraré una casa en la parte norte de Vancouver».

Esperamos que esté disfrutando mucho de su premio y que haya encontrado a un nuevo farero para cubrir su puesto de trabajo.