Tras las lluvias torrenciales que hubo en Luisiana el pasado mes de agosto, muchas personas lo perdieron todo. Fue considerado como el peor desastre natural de EEUU desde el Huracán Sandy, en 2012,

Entre los máximos afectados se encuentra James Lapeze, un hombre de 72 años originario de Luisiana. Esta inundación sin precedentes en el Estado le dejó sin nada. James consideraba el 2016 como el peor año de su vida, hasta que decidió jugar a la lotería y le tocó.

Resultados lotería Powerball

La esperanza es lo último que se pierde

Eso fue lo que pensó James antes de comprar el boleto de lotería que le hizo ganar un millón de dólares.

En declaraciones a la cadena de televisión local ‘KLFY’, el ganador aseguró que al princpio no se lo creía: «Revisé los números una y otra vez. Incluso hice que mi esposa los revisara… simplemente no podía creerlo». Entre sus planes más inmediatos se encuentran «usar el dinero para pagar mi casa y disfrutar de mi jubilación».

Por su parte, la responsable de comunicación de la Lotería de Luisiana, Kim Chopin, manifestó en la radio WWL estar «muy emocionados por él. Y es que es maravilloso cuando hay un ganador que puede darle un buen uso al dinero».

Después de la retención por los impuestos, el premio se le quedó en 700.000 dólares. Se sabe que James decidió compartir el premio con la persona que le vendió el boleto en una tienda del centro de la ciudad, al que le bonificó 10.000 dólares.