El 8 de febrero comenzó oficialmente el Año Nuevo Chino. La celebración dura 16 días, ese es el motivo por el que seguramente hayáis visto en algún punto de vuestra ciudad desfiles, conciertos, degustaciones gastronómicas e incluso descuentos en portales como Amazon, además de los grandes carteles que desde hace días cubren las fachadas de algunos grandes almacenes como El Corte Inglés. La celebración de este evento en España parte no sólo como reclamo para atraer clientes sino porque la comunidad china se está conviertiendo en una de las más importantes del país.

Cada año lo representan con uno de los animales del zodíaco chino y uno de los cinco elementos básicos. En concreto, este es el año del Mono de Fuego. El mono es considerado un símbolo de buena suerte, felicidad y jovialidad. Mientras que el fuego es el calor y la luz que generan energía.

Según la astrología china, el año del Mono es tradicionalmente un año convulso, lleno de cambios y de vaivenes, que puede ser especialmente bueno para aquellas personas que sean capaces de adaptarse a los cambios.

Los chinos no son muy religiosos pero sí tremendamente supersticiosos. Por ello, intentan seguir una serie de tradiciones y evitar ciertas acciones que puedan atraer la mala suerte. Entre ellas, empezar sin deudas (deben empezar el año sin deudas y si alguien le debe algo, nunca deben ir a pedírselo porque da mala suerte) y regalar dinero, ya que es un símbolo de repartir fortuna y esparcir la buena suerte a quien lo reciba. Lo importante es la intención, no la cantidad, pero en ningún caso puede contener el número 4 porque suena como la palabra «muerte» en chino.

No sabemos si todas estas supersticiones y premoniciones afectarán a los que comenzamos el año el 1 de enero pero sí que podemos tenerlo en cuenta a la hora de elegir nuestros próximos números a través de TuLotero.

¡Mucha suerte!