Cada año desde hace siglos, el 28 de diciembre se celebra el día de los Santos Inocentes. Esta tradición se cumple en multitud de países por todo el mundo. Consiste en gastar bromas, o que te las gasten, durante todo el día.

Desde un monigote pegado en la espalda hasta un décimo «con premio» los días de los Santos Inocentes se prestan para casi todo.

Si quieres participar en esta celebración, ya sea realizando bromas o tratando de esquivarlas, presta atención a lo que viene a continuación.

Lista de las mejores bromas para alegrar el día

  1. Ataque de caspa

Vierte sobre tu cabeza un poco de sal y busca un compañero de trabajo, un amigo o un familiar. Cuanto más escrupulosa sea la persona mejor funcionará nuestra broma. Ahora es el momento de preguntarle si nota algo raro en nuestro cuero cabelludo. La cara de nuestro inocente al ver tu cabeza va a ser tan graciosa que será mejor que alguien lo esté grabando.

  1. Cambia el azúcar por la sal

Coge el tarro de azúcar que tengas más a mano e intercambia sus contenidos. Esta broma es la más clásica pero también una de las más “sanas”. Según leamos el artículo veremos por qué.

  1. Cambia las horas del reloj

Cuando estén durmiendo o en otras salas, cambia la hora de los relojes. Preferiblemente adelantando las horas. Tenemos que recordar que es una broma no una penitencia que tenga que cumplir nuestro querido inocente. Aunque, que te despierten una hora antes… podría considerarse una forma de castigo, ¿no?

Hombre preocupado por la hora

  1. Moneda pegada en el suelo

No puede faltar, clásico entre los clásicos.  Pega una moneda en el suelo (cuanto más valor tenga más inocentes tendrás agachándose). Los viandantes no podrán dejar pasar una moneda en el suelo sin por lo menos darle una sutil patadita para ver si se mueve o está pegada al pavimento del suelo.

  1. Pasta de dientes, espuma de afeitar…

Mientras nuestro inocente este durmiendo, aplica sobre su rostro un poco de pasta de dientes o cualquier sustancia que ensucie la cara. Nos vale rotuladores y pinturas de cara. Cuando se despierte se va a dar cuenta rápidamente en que día estamos. Cuidado que no te la quiera devolver, el día de los Santos Inocentes se te puede hacer larguísimo.

  1. Dedo en la fruta

Esta estará destinada para los más delicados. Juega a adivinar que parte del cuerpo está tocando con los ojos cerrados. Una vez haya adivinado algunas fáciles como oreja, boca o mano, ponle una naranja o un kiwi o cualquier fruta partida por la mitad para que la toque con un solo dedo. Su reacción al notar la humedad de las frutas será graciosísima.

  1. Un sustito nunca viene mal

Importante en el día de hoy es la broma, o no tan broma, de que te ha tocado la lotería y vas a compartirla con él o ella. No hay nada mejor que enseñarle en tu móvil desde «almacenados» el décimo con el número del Gordo de la Lotería. Tanto si conoce la aplicación de TuLotero como si no, querrá pensar que lo que dices es cierto por lo que, puedes alargar la broma todo lo que quieras que va a ser creíble. Puedes llevarle a la puerta de un restaurante caro para que termine de creérselo. Eso si, no te creas tu también tu propia broma, al final siempre hay que pagar.

Desde TuLotero te animamos a que nos escribas tus hazañas de este día para que toda la comunidad de TuLotero pueda coger ideas y pasar un buen rato. ¡Anímate!