El ganador de un millón de euros en la lotería australiana Gold Lotto del miércoles 8 de enero fue un hombre que ese mismo día había perdido su casa debido al fuego devastador que está arrasando el país.

Desde que Australia comenzó a arder ya son una veintena de personas las que han pedido la vida, más de mil millones de animales y millones de hectáreas calcinadas. Además de los daños personales, decenas de casas han ardido y miles de personas han tenido que abandonar sus casas y dejar atrás sus vidas.

Todos los afectados miran al cielo esperando un milagro en forma de agua o de dinero, como le sucedió a nuestro protagonista de hoy.

El mismo día que él y su familia se vio obligado a tener que irse de su casa y ver como esta ardía, los encargados de la Gold Lotto le llamaron para decirle que había sido el ganador de un millón de euros, unos 620.000 euros.

El ganador de un millón en la lotería podrá recuperar su casa

El premiado ha preferido mantenerse en el anonimato pero sabemos que es de Mount Cotton y que cuando le llamaron para darle la buena noticia no podía creérselo. Sus primera palabras fueron: ¿Estoy viendo cosas? ¿Esto es real?

Entonces contó que el premio le había llegado en el mejor momento: «Mi familia acaba de perder su hogar en uno de los incendios forestales en el norte de Nueva Gales del Sur y no estaba asegurado, así que muchas gracias».

Según han publicado en el medio News.com, el ganador aseguró que «no puedo esperar para ir a casa y darle a mi esposa un beso y un abrazo. Esto realmente ha llegado en el momento más increíble». Y reconoció que «no sabíamos si alguna vez podríamos reconstruir la casa, pero ahora definitivamente podemos hacerlo. Es un milagro».

Los números de la combinación ganadora: 9, 11, 13, 22, 24 y 42; suplementarios 26 y 1, era muy especiales para la mujer del premiado. «El boleto estaba marcado con sus números especiales y ahora han salido a lo grande».

En TuLotero esperamos que ese premio les ayude a comenzar una nueva etapa llena de buena suerte, desde su nueva casa.