La lotería australiana Powerball repartió el mes pasado un primer premio dotado de 30 millones de dólares australianos (unos 19 millones de euros).

Se trata del segundo más alto de este año, y aunque el ganador ha preferido mantenerse en el anonimato, se ha sabido que para él este premio no ha hecho que sea el día más feliz de su vida.

Se trata de un hombre de 50 años de edad y nacionalidad australiana que reside en la pequeña ciudad de Bendigo, al sur del país.

El premiado aseguró al organismo encargado de gestionar la lotería que había estado durante todo el día trabajando y fue al llegar a su casa cuando supo que se había convertido en millonario.

Su esposa lo recibió en la entrada de la casa gritando que había revisado el boleto y habían ganado la lotería y él, aunque suponía que era cierto, no terminaba de creerlo.

La vida de esta pareja de mediana edad acaba de cambiar. Nunca habían sido una familia rica y hasta ahora han trabajado duro para labrarse un porvenir, por lo que con este dinero podrán mejorar notablemente sus vidas.

El día más feliz de la vida del premiado

Y aunque este premio les ha aportado mucha felicidad, él asegura que no ha sido el día más feliz de su vida, ya que tiene muy claro que ese fue el día que se casó con su esposa.

El premiado comentó que cada noche ven juntos la versión australiana de ‘Quien quiere ser millonario’ y que varias han sido las veces que habían fantaseado con ser ricos. Sin embargo, no pensaban que un día pudieran lograrlo.

Ahora los dos planean en qué gastar el dinero: «Nunca he tenido un coche nuevo así que compraremos uno para poder viajar por toda Australia. Y una casa, debemos comprar una porque siempre hemos vivido de alquiler pero finalmente podremos tener nuestra primera casa.’

Lo que los dos tienen claro es que van a disfrutar juntos del premio y que eso para ellos sí es tener mucha suerte.

¿Y a vosotros? ¿Con quién os gustaría poder disfrutar de un gran premio de lotería?

A través de TuLotero es posible compartir los boletos a través de la agenda del teléfono o creando un grupo.

¡Mucha suerte!