Howard Smith ganó 10 millones de dólares en un premio de lotería y aseguró que con ese dinero haría lo mejor por sus hijos. Uno de ellos, aprovechando el momento, le pidió como regalo un Ferrari.

El afortunado ganador es dueño de un restaurante en Carolina del Norte. Aprovechando que estaba haciendo unas gestiones administrativas, se dio cuenta de que tenía dos boletos de Extreme Millions sin comprobar resultados.

“Tenía dos boletos de Extreme Millions que necesitaba cobrar”, explicó Smith. “Habían estado allí por unos tres meses, así que me los llevé conmigo”.

Ambos boletos estaban premiados por lo que después de cobrar esos boletos de lotería, Smith pasó por una tienda y decidió invertir lo que había ganado para comprar dos nuevos de Extreme Millions por 10 dólares y 30 dólares.

Extreme Millions es una lotería de “raspadito” que surgió en diciembre de 2016 y cuenta con cuatro premios de 10 millones de dólares y 22 premios de 1 millón.

Raspó el primero y al ver que no había ganado nada, dejó el segundo boleto de Extreme Millions dentro de su camioneta y se olvidó de él hasta varias horas después.

Cuando raspó el segundo y vio que había ganado 10 millones de dólares, Smith cuenta que se sorprendió “un poco”: «Llamé a mi esposa y le pedí que viniera a buscarme. Le dije: ‘No creo que pueda conducir en este momento’».

El sueño de su hijo es tener un Ferrari

El premiado tenía la opción de cobrar el premio en 20 pagos de 500,000 dólares al año, o una suma total de 6 millones de dólares. Él eligió recibir la suma total del premio.

Cuando fue a recoger su cheque, dijo que con ese dinero lo que quiere es asegurarse de que sus hijos puedan cumplir sueños en un futuro.

Sin embargo, contó como anécdota: “Cuando mi hijo de cinco años descubrió que yo había ganado ese premio tan alto de lotería, me preguntó si le compraría un Ferrari”, dijo con una sonrisa. “Le compraré un coche de juguete y le conseguiré algo mejor: voy a crearles una cuenta de ahorro para cada uno de mis tres hijos con el fin de asegurarme de que ellos estén protegidos económicamente”.

Esperamos que lo disfruten mucho y ¡qué vosotros seáis los próximos ganadores!