Tres días después de saber que es millonario, reconoce aún estar en una nube. El ganador del bote de la Bonoloto del pasado sábado 13 de octubre recibió la noticia de que había sido el único acertante de la combinación ganadora mientras cenaba con unos amigos.

El boleto había sido validado por nuestra administración de lotería asociada nº 208 de Madrid.

Una notificación en su teléfono móvil y la posterior llamada de TuLotero le sorprendieron hasta el punto de no creérselo y es que saber que eres el ganador del bote de la Bonoloto, concretamente de 1.831.916 euros no parece ser fácil de digerir en un primer momento.

Hoy hemos tenido la suerte de poder hablar con él más tranquilamente.

El ganador del bote de la Bonoloto no dejará de trabajar

  • ¿Cómo estás viviendo estos primeros días de tu vida como millonario?

Con mucha prudencia por los pasos que suponen la gestión del premio y a la vez estoy en una nube. Recibir una noticia como esta es una gran alegría unida a la ilusión con la que durante toda la vida he fantaseado con que me tocara la lotería. Ahora veo que ese momento ha llegado y cada día voy siendo más consciente.

Cuando voy al gimnasio consigo olvidarme de todo pero luego estoy en la ducha y pienso que es una realidad, que ese dinero es mío.

  • El boleto ganador lo compraste el mismo sábado por la mañana y los números fueron elegidos aleatoriamente. ¿Qué te animó a jugar ese día a la Bonoloto?

Tener una aplicación como TuLotero resulta muy cómodo porque puedes jugar desde casa, desde la playa o desde cualquier lugar en el momento en el que tienes un impulso. Esa mañana me surgió ese impulso de probar y por eso jugué una Bonoloto de 1 euro.

Según mi experiencia creo que si la suerte llega a ti no es por haber elegido unos números. Yo llevo mucho tiempo jugando unos números que nunca tocan.

  • ¿Has pensado qué harás con el premio?

Mi primera reacción ha sido no tocarlo y buscar asesoramiento. Aunque sin buscarlo lo más sensato es quitarme la hipoteca y los préstamos personales que tengo pendientes.

Un premio como este exige responsabilidad. He leído que según las estadísticas el 90% de los ganadores de grandes premios de lotería se lo gastan todo en 5 años. Yo quiero romper esas estadísticas y tener un colchón con el que vivir tranquilo. No voy a dejar de trabajar.

Nuestro ganador del bote de la Bonoloto asegura finalmente que tampoco pretende ser «el más rico del cementerio», por lo que disfrutará de ese premio con prudencia.

Y nosotros esperamos que así sea y que lo disfrute mucho.

¡Muchas gracias por dedicarnos estos minutos!