Pedro es hoy el propietario de la administración nº 90 de Madrid, una de nuestras asociadas. El 22 de diciembre de 2014 llegaba tarde a trabajar, cuando se encontró con las cámaras de televisión y a sus compañeros del restaurante en el que trabajaba abriendo botellas de champán porque les había tocado El Gordo de Navidad.

Ese año El Gordo fue uno de los más tardíos, se hizo de rogar hasta sobre 13 horas aproximadamente, pero entonces los niños de San Ildefonso cantaron el número 13437 y a Pedro y sus compañeros, que compartían los décimos premiados, les tocó 200.000 euros a cada uno.

Compra una administración para regalar ilusión

Ese día la alegría, el champán y las entrevistas a los diferentes medios de comunicación no cesaron en el restaurante en el que aún a día de hoy sigue trabajando Pedro.

El premiado nos cuenta que «como la administración de lotería en la que habían comprado los décimos que resultaron premiados estaba en frente, todas las entrevistas las hicieron en el restaurante».

Pedro llevaba mucho tiempo queriendo tener su propio negocio y los 200.000 euros del premio le animaron a dar el paso. Tras mucho pensar e informarse, decidió que con ese dinero quería tener un negocio con el que regalar ilusión, por lo que optó por la compra de la administración nº 90 de Madrid.

compra administración nº 90 madrid

Sin duda fue una noticia muy curiosa por lo que muchos de los medios de comunicación que le entrevistaron el día del Sorteo de Navidad volvieron a hacerlo para contar su historia sobre cómo decidió invertir el premio de El Gordo en la compra de una administración de lotería.

Desde el 12 de enero de 2016 que abrió sus puertas, Pedro puede decir que además de ilusión ya ha repartido grandes premios, el último una Primitiva con 100.00 euros.

Y ahora que ya forma parte de TuLotero como un canal más de venta, espera dar un bote o el próximo Gordo de Navidad que le haga rememorar la alegría que vivió él mismo hace cuatro años en los medios de comunicación.